Seleccionar página

Evidentemente el Marketing Digital es la evolución del Marketing Tradicional.

De los anuncios en la radio, la televisión o la prensa hemos pasado a los anuncios en Internet. De las cartas con publicidad que inundaban nuestros buzones hemos pasado al Email Marketing. De las presentaciones en vivo de los productos hemos pasado a los webinars y a los vídeos en YouTube.

 Marketing Tradicional

     V e n t a j a s
  • Llega a un público muy amplio, tiene un gran alcance y credibilidad.
  • Tienen éxito cuando se dispone de un gran presupuesto.
  • Se considera un perfecto apoyo para campañas de comunicación.
  • En función del resultado, permite la posibilidad de modificar y readaptar estrategias.
  • Las degustaciones, las campañas de prueba o los servicios gratuitos extendidos son aspectos de la venta que difícilmente se obtienen a través de plataformas electrónicas.
   D e s v e n t a j a s
  • Elevados costos.
  • Falta de métricas exactas para medir resultados. No es tan sencillo elaborar métricas determinadas.
  • Cambios en los hábitos de consumo. El boom de las nuevas tecnologías y el aumento creciente de usuarios en internet ha perjudicado al marketing tradicional.
  • No interactúa con el cliente,  es un canal unidireccional.
  • Una estrategia de marketing offline no tiene muchas posibilidades de segmentación. Aparte de algunas decisiones como elegir el canal de televisión o la emisora de radio y el horario de tu anuncio, no puedes hacer mucho más.
  • Piensa en tu última campaña en un medio tradicional. ¿A cuántas personas llegaste? ¿Cuántos leyeron tu anuncio? ¿Quién te contactó gracias a ese medio? Todas estas preguntas tienen difícil respuesta con las campañas de marketing tradicional.

 

Marketing Digital 

  V e n t a j a s
  • Es un medio universal que te permite llevar tu negocio a cualquier punto del planeta.
  • Nunca antes la internacionalización de la empresa había sido tan sencilla y tan económica.
  • Puedes posicionar tu marca y tus productos o servicios sin limitaciones geográficas ni temporales, sin importar si tienes  una corporación o un pequeño negocio.
  • Es segmentable, dispone de enormes posibilidades de segmentación del mercado para enfocar todos los esfuerzos al público objetivo y no a un número muy elevado como ocurre con los medios tradicionales.
  • Te permite dirigirte a personas de una edad determinada, con un nivel de estudios concreto, con unos hábitos de vida específicos y mucho más, dando la posibilidad de realizar campañas diferenciadas para cada perfil.
  • Es medible, pues te proporciona control total sobre tus campañas en tiempo real, si no funciona, puedes parar cualquier campaña sin tener que gastar todo el presupuesto destinado.
  • Dispones de numerosas herramientas de análisis que te permiten medir el éxito de tus acciones con todo lujo de detalles, sabrás quién ha entrado en tu web, desde dónde ha llegado, qué secciones ha visitado y cuánto tiempo ha permanecido en tu sitio.
  • Es menos intrusivo, porque los usuarios solo hacen clic en un anuncio o abren un email si les interesa. En caso contrario, basta con ignorarlo.
  • Gracias a la segmentación la mayor parte de personas que vean tus campañas habrán buscado algo relacionado con tus productos o servicios por lo que las probabilidades de conversión son mayores.
  • Es interactivo, especialmente si usas canales como las redes sociales, te permite crear una comunidad alrededor de tu marca. La comunicación es esencial para conocer a tus clientes y a tus seguidores.
  • El social media marketing es una herramienta muy valiosa para saber qué opinan de ti y cómo mejorar tus productos o servicios. Este feedback directo con el consumidor se extiende a tu departamento de atención al cliente, que será de gran calidad e instantáneo, con acceso a la marca las 24 horas del día.
  • Es más económico: Los costos son mucho más asequibles comparados con los canales del marketing tradicional.
  • La gran variedad de canales y herramientas de marketing digital te permite elegir aquellas estrategias que mejor se adapten a tu presupuesto. Marketing de contenidos, de afiliados, inbound marketing, redes sociales, campañas de email o posicionamiento SEO son solo algunos ejemplos de estrategias que puedes utilizar para aumentar tu visibilidad y reputación en Internet.

 

    D e s v e n t a j a s
  • Posibilidad de fraude, pues no todas las personas confían en la publicidad de la web. Algunos tienen miedo de registrar sus datos personales en la web. Por eso no realizan compras en la red u operaciones de comercio electrónico.
  • No perdura, los usuarios regularmente recuerdan durante menos tiempo un anuncio publicitario que visualizan en las redes.
  • Dependencia tecnológica, al depender de manera excesiva de los servicios de red y el uso de recursos como el ordenador, tanto para la producción de los contenidos como para la transmisión de los mensajes a la audiencia.

 

La principal diferencia (y ventaja) es que las nuevas tecnologías nos permiten diseñar estrategias de marketing personalizadas. La existencia de herramientas analíticas nos ayudan a conocer mucho mejor a nuestro público objetivo. Ahora trabajamos con nuestro buyer persona o cliente ideal ofreciéndole exactamente lo que necesita en el momento que lo necesita a lo largo del embudo de ventas. Incluso podemos adelantarnos a sus expectativas futuras.

El Marketing Digital no solo sirve para vender más, sino para vender mejor, optimizando al máximo los recursos que nos ofrece internet.